La experiencia de nuestros alumnos (XII)

Y este artículo lo escriben por partida doble. Isabel y Guzmán nos cuenta su experiencia en la iniciación al patinaje:
---
La idea de aprender a patinar surgió en Mayo del año pasado, tomando una cervecita en una terraza playera. Vimos pasar a una pareja de patinadores...y nos quedamos mirándolos los dos...
-"Sabes que a mí me gustaría aprender a patinar? Alguna vez lo he pensado pero al final nunca me animé".
- "Pues a mí también me gustaría, podríamos mirarlo"
Y así quedó la idea de que la siguiente vez que fuéramos por allí podríamos recorrer ese paseo marítimo patinando.

A partir de ahí, la idea fue tomando forma. Primero mirando por internet que material necesitábamos, para pasar a los poco días a la acción, acercándonos a una tienda de deportes. Allí estuvimos un buen rato probando patines e intentando levantarnos del banquito con ellos puestos (todo un reto por aquel entonces, ahora parece mentira que nos resultara tan difícil!)

Y el caso es que ese día no compramos aún los patines, pero la idea ya estaba ahí, imparable, y seguimos mirando cual era la mejor forma de empezar a patinar. Un día ya nos lanzamos y fuimos decididos a por todo: patines y por supuesto, protecciones y casco. Y al día siguiente, directos a estrenar los patines a un lugar planito y seguro. Para ser el primer día no se nos dio mal, conseguimos levantarnos y patinar que no es poco! Lo malo vino cuando encontramos los primeros obstáculos: una "pequeña" cuesta en la Expo que terminó en aterrizaje forzoso en el césped, otras cuestas por Valdespartera que no sabíamos como bajar...

Guzmán e Isabel durante el curso
Así, decidimos mirar en serio lo de hacer un curso de patinaje, porque necesitábamos saber cómo frenar bien, cómo hacer giros, como encarar una cuesta y que alguien nos ayudara a evolucionar un poquito. Habíamos visto ya en el Facebook de una amiga la página de Patinar.org y que hacían cursos de fin de semana donde en 5 días salías de allí patinando y haciendo una ruta, así que ya nos pusimos en contacto con JAM y nos apuntamos.

En el curso aprendimos con JAM y Peter las reglas principales del patinaje y las técnicas básicas: la postura de seguridad, la tijera, como frenar, como hacer giros...Las cinco clases pasaron volando, y además en Junio y con buen tiempo fueron unos fines de semana geniales en los que hasta pudimos ver a Fluvi de nuevo por el recinto Expo. Terminamos con la ruta de fin de curso, paseito por la Ribera, que logramos completar con éxito (puede que no con nota, pero sin caernos!).
Con Fluvi, la mascota oficial Expo 2008
Y luego la primera ruta "Easy Easy" y la primera de "Ruedas Cuadradas", dónde vimos cómo todo el mundo te ayudaba y animaba en esos primeros momentos donde algunos aún nos sentimos un poco pez. Con ese pequeño rodaje, en las vacaciones volvimos al paseo marítimo donde surgió la idea...y no sólo es que fuéramos capaces ya de patinar por allí, sino que nos parecía un terreno de lo más sencillo!
En una ruta de domingo con ZaragozaRoller
A esas primeras rutas, han seguida unas cuantas más, algunas tan originales como la de Halloween donde patinamos con unas ciento y pico "entrañables" criaturas como zombies (algunos sacados de video-clips terroríficos!), brujas, vampiros, novias, novios y curas cadáveres, y algún Freddy Krueger y colegiala sangrienta que otro.
En la ruta Halloween
Así qué sí alguna vez te has planteado aprender a patinar, inténtalo! Es una afición divertida y sana, donde conocerás a gente con muy buen rollo y que te ayuda desde el primer momento. Y además, es una afición portátil! te la puedes llevar en tu maleta y conocer otras ciudades subido en tus 8 ruedas. Nuestros patines ya han paseado por el Puerto de Tarragona, el Retiro o la Barceloneta, y esperamos que sigan roleando por otros lugares...Te imaginas patinar por Ipanema o Malibú?, todo se andará...! Pero de momento, somos unos afortunados porque tenemos una ciudad y una ribera muy "patinables"!

Ánimate, lo disfrutarás!