Entrevista Cadena SER

Patinaje, violín y piano.

Una de las preguntas que me hacen los alumnos es cuánto tiempo se tarda en aprender a patinar.
Esta es la pregunta más difícil de responder en todo lo relativo al patinaje.

Si cambiamos esa pregunta por esta otra: "¿Aprenderé a patinar?", la respuesta es más sencilla, y es "SÍ". Todo el mundo aprende a patinar, pero el progreso en el aprendizaje puede ser más rápido o más lento.

Es común pensar que con un curso básico de iniciación al patinaje es suficiente para aprender a patinar. La respuesta es sí y no.
En un curso básico aprendes las técnicas mínimas necesarias con las que comenzar a practicar. Es el "rodaje" el que va a desarrollar tus habilidades gradualmente.
Como he comentado en otro de los artículos de este blog, el progreso de cada alumno depende de muchos factores:
  • La condición física. Una persona que ha hecho algo de deporte o actividad física, como caminar, bicicleta, gimnasio, etc progresará con más rapidez que otra persona que no ha realizado apenas actividad física.
  • El entusiasmo, sí, has leído bien. El entusiasmo o las ganas que uno tenga de aprender a patinar son fundamentales para perder el miedo a calzarse unos patines. Durante los cursos me he dado cuenta que aquellas personas que se inscriben en un curso "obligados" porque su amigo/a se ha apuntado, o porque comienza el otoño y necesitan hacer algo diferente (por ejemplo, coleccionar dedales o coches en miniatura por fascículos semanales), progresan más lentamente.
  • Saber que no todos progresamos al mismo tiempo. Una de mis alumnas, llamémosla "A.", se frustraba cuando veía que los demás adquirían cierta habilidad con patines mientras ella estaba afianzando todavía la habilidad de dos fases anteriores, pero lo positivo es que está avanzando con seguridad.
  • Es muy importante conocer cómo funciona la "curva de aprendizaje o de progreso" del patinaje en línea. Aquí vamos a centrar este artículo.

Voy a poner algunos ejemplos de curva de aprendizaje para que sepáis de qué estoy hablando: la de un violín, la del piano y la del patinaje en línea.

Si alguno de vosotros conoce el violín, sabe que hacer "sonar" a un violín no es una tarea fácil. Durante muchas sesiones al inicio del aprendizaje del violín, el alumno está intentando hacer que "suene", desarrollando habilidades con sus manos, cómo ejerce la presión sobre las cuerdas, etc. Esta parte inicial se hace muy pesada, pero llega un momento en que, ¡arrea!, el violín suena, y a partir de aquí los progresos van a una velocidad mucho mayor.

Con el piano la curva de aprendizaje o de progreso es al contrario.
El piano es un instrumento que
"suena" a la perfección nada más apoyar el dedo sobre una de sus teclas. El profesor comienza enseñandonos nuestra numeración de los dedos: pulgar 1, índice 2, corazón 3, anular 4, meñique 5. Las partituras, al principio sencillas, tienen indicaciones de con qué dedo debemos tocar cada nota. Al cabo de varios meses podemos interpretar melodías sencillas sin un esfuerzo importante. Nuestro progreso de aprendizaje inicial ha sido rápido. Así lo viví personalmente cuando comencé piano hace un par de años: el libro de inicio lo terminé en tres meses.
Más adelante comienza a complicarse el interpretar melodías más complejas, con conceptos y movimientos nuevos, y el progreso se hace lento, cada vez más lento, y esa es la parte de la curva que tienen tendencia "horizontal".

Esta curva es la misma que la de la práctica de las pesas en un gimnasio. Cuando se comienza, se ven progresos, "aparecen" músculos donde antes no había, la gente de tu alrededor te lo comenta: "veo que te cuidas". Hay un momento en que el progreso, manteniendo una constitución adecuada, se estabiliza o progresa lentamente. En este punto son necesarias rutinas de entrenamiento más estrictas y también dieta adecuada.
¿Qué ocurre con la curva de aprendizaje del patinaje?
No es ni una ni otra de las que hemos visto. Es una curva con ascensos y descensos, pero con tendencia ascendente a largo plazo.

Cuando comenzamos a patinar y a mantenernos en equilibrio, aprendiendo unas técnicas básicas, nos confiamos, y de repente, ¡zas!: caída.
En ese momento tenemos un bajón, nos entran ganas de abandonar o pensamos que nos hemos equivocado de deporte.

Un incidente como este significa que debemos retroceder y afianzar algunas de las habilidades aprendidas para continuar progresando. Es entonces cuando la curva de aprendizaje vuelve a subir.
Eso no significa que no vayamos a tener más "bajones", pero una cosa está clara, el punto desde el que comenzaremos a remontar tras un bajón, será más alto que el anterior.
Esta explicación de la curva de aprendizaje del patinaje en línea puede ayudarte a no desanimarte si te encuentras en algún momento en uno de los "valles" de la curva. Recuerda que siempre habrá progreso y que el rodaje, con seguridad ante todo -usa tus protecciones-, es lo que te hará avanzar.

Hasta el próximo artículo.

Artículo con algunos derechos reservados, infórmate antes de compartirlo:

10 comentarios :

  1. Interesante esta otra forma de comentar cosas del patinaje a través de experiencias personales. ¿Cuándo algo más técnico?

    ResponderEliminar
  2. Hay otros blogs técnicos muy buenos, los tienes enlazados a la izquierda de la pantalla.
    Gracias por tu comentario.
    J4M

    ResponderEliminar
  3. la curva de aprendizaje del patinaje es igual que las de las bolsas (excepto la de españa) con alribajos pero con tendencia ascendente xD

    ResponderEliminar
  4. Muy interesante, es algo que nunca me había planteado.
    Me da la impresión de que el patinaje es como otras cosas que curiosamente también me gustan como la conducción y el dibujo: siempre hay algo nuevo que aprender.

    ResponderEliminar
  5. yo opino que para aprender lo primero es volverse un niño atrevido y sin miedos de jugar ,y acerlo pensando en otras cosas no en que estas patinando para despistar el miedo....

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me parece la respuesta ideal, para patinar primero tienes que quitar el miedo a caerte y olvidarte de que llevas unos patines en tus pies, engañare a tu mente haciendole creer que tus patines son parte de tu cuerpo. Intentalo funciona todo se controla con tu mente.

      Eliminar
  6. Yo empece hace unos días con unos rollerblade spitblade, me cuesta dominarlos y me pasa que por momentos, muy cortos, me puedo soltar y casi parece que le encuentro el punto, en seguida tomo conciencia, me pongo tensa de nuevo y me los termino sacando porque creo que mas de lo que hice hasta ahí no voy a avanzar, es raro. Creo que necesito tomar clases.

    ResponderEliminar
  7. El patinaje...Ah, qué descubrimiento! Le tenía unas ganas tremendas, y hace años lo dejé por caídas y por dolor de rodillas, léase: NO TENIA PROFESOR/A.
    Y 10 años después descubro que no es tan dificil, que no duelen (demasiado) las rodillas, y que con paciencia y CLASES, se aprende, vaya si se aprende. Esto no es como la bicicleta pues en ella sólo influyen uno o dos EJES de fuerza y torsión y enseguida uno aprende. Y los escalones o texturas de suelo o alcantarillas... no van a hacer que nos metemos. En patinaje si, e incluyen muchos más ejes del cuerpo, del tobillo, y el peso de la puntera, el centro o el talón del pie en el patin, muchos más "cálculos" para el cerebro que en una bici, por eso conviene ir poco a poco y ni frustrarse por no poder hacer....ni fliparse con probar a hacer lo que has visto hacer a uno. Y buscar un buen profesional que no tiene por qué ser el mejor patinador, para que os enseñe la base....y un poco más.

    El segundo día de clase tuve una caída sería, por pretender ir por delante, haciendo un giro que ahora me resulta. muy sencillo. Me estuvo doliendo un mes, bastante, pero se quitó y volví a disfrutarlo con gozo renovado hasta que ahora... El aprendizaje va más despacio sí, pero ya hace uno transiciones hacia atras o se atreve a despegar los pies del suelo, sin alardes.

    Gracias por la curva de aprendizaje, buscaba algo así.
    También busco un dibujo con los ejes implicados en el patinaje aunque más o menos podría hacerlo casi yo, todo es ponerse.


    ResponderEliminar